martes, enero 27, 2009

marruecos

donde cabe el desierto
gritó para olvidarse
cubierta con el antifaz de los felices

cargó resoluciones en la espalda
y dejó que el polvo se llevara aquel nombre
pero no el amor

este es un camino ignoto
signado de desapego

5 comentarios:

Giovanni-Collazos dijo...

Hola Yllari, que bueno es volver a leerte... me gusta tu poesía y mucho.

Te enlazo ahora mismo a mi blog "el Plebeyo".

Un saludo.

Gio.

Fernando Sabido Sánchez dijo...

yllari, un gran poema
felicidades
un abrazo
fernando

Yllari Chaska dijo...

gracias... este espacio se ha convertido en un lugar preciado de encuentro con otros que abren su corazón a la poesía...

Misread dijo...

a mi tambien em gusta tu blog:)

saludos desde españa :)

un besazo!

Suri, l'apprendista dijo...

¡Qué difícil es pasar página cuando el amor es sincero! ¿Verdad, Illari?

Combinas la sensibilidad del sabio y la delicadeza del artista.

Yllari, todo sutileza.

¡Bravo!