jueves, junio 04, 2009

arcoiris

la vida se renueva
un beso inesperado es de la noche
asida a dos estrellas

amanecen los colores tras la lluvia
estallando cielos en su pecho

3 comentarios:

unnombrefalso dijo...

Me gusta tu optimismo :) Amaneces los colores tras la lluvia, muy bonito!

Yllari Chaska dijo...

El optimismo es como un vaivén de las olas del mar. Hay que aprovecharlo cuando está, jeje. Muchas gracias.. un abrazo y admiración por tus poemas y textos :)

TaTasKan dijo...

Lo inesperado...

Textualmente, nos cae "una de cal y una de arena" decimos en Guatemala

Que disfrute cuando nos cae algo bueno.

Y mejor aún, cuando lo peleamos y logramos, y nos cae por nuestro mérito.