jueves, julio 02, 2009

sideral

¿para qué volver al cielo
si de costas me equilibro
y una flor en el pecho?
en los ojos llevo pétalos abiertos
una lágrima germina por la tierra
y mi paso no es inútil

tengo dedos de gigante
que moldean las estrellas
sin dejar de girar en este baile

me riego la sonrisa recordando:
no me voy aún a casa
si hay amor en este mundo

luz que queda
se acurruca en la confianza y no me lleva

3 comentarios:

Bibiana Poveda dijo...

no me voy aún a casa
si hay amor en este mundo

luz que queda
se acurruca en la confianza y no me lleva

Tu voz poética, Yllari, se alza suave y bellísima, en unión perpetua con la luz y la tierra. Magia pura, profundidad de arroyito claro.
Gracias por esta zona de luminosidad que nos regalás!
Un abrazo!

Yllari Chaska dijo...

Muchas gracias Bibiana por tus palabras, reflejo de tu alma... que estés siempre bien!

jose luis dijo...

soy el autor de lapoesia de
la mujer araucana

seria importante tu comentario para publicarlo en una revista en peru puno
blog


zorrosdearriba.blogspot.com

correo zorrosabajo@hotmail.com