miércoles, julio 14, 2010

cinco días

hay selva sonora
manecillas en mi pecho
taquicardia
que obedece a mi sonrisa

vienes por mi
como vienen los rayos solares
imponiéndose al invierno

3 comentarios:

J dijo...

Oh gitana que bella sonrisa amanece el día!.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Delicioso poema, Yllari, tenue, suave y preciso.

Un abrazo
Marian

Yllari Chaska dijo...

Así es cuando una está feliz :)