miércoles, marzo 04, 2009

paréntesis

hoy he sentido que me abruma la pregunta, el cansancio al transitar las tristes calles enrejadas, corazones con candado que tropiezan con sus sombras, abrazos fotográficos como polvo en el viento y tantos caminos limitados por el sin sentido defendiendo causas que nos separan, convierten al día en un pirómano del brillo

fuera de todo, avanzo, dentro de todo, encuentro

hoy soy búsqueda en espiral luchando por mantener los ojos abiertos a pesar del humo habitual del paisaje, mis venas se estremecen cuando recupero el canto, el amor liberado de sus falsos líderes donde somos aves sin banderas de incoherencia, habitamos al viento que devuelve los colores, resarcimos las otras que cabalgan en la sabia libertad

ando sin banderas
soy todas las banderas

se tejen alianzas bajo mi sonrisa, se imploran caminantes
convencidos del arcoiris, senderos de integración

hoy mi tiempo de ciudad es una prueba de cordura

2 comentarios:

Suri, l'apprendista dijo...

Hoy tu paz tornó desasosiego, y sin embargo sigue siendo paz… Hoy el horizonte desdibujó sus líneas y sin embargo sigue estando ahí… Nada cansa más que la repetición, especialmente si es estéril, si nos perpetúa en las mismas visiones…

Hoy te encuentras sin banderas y eres todas las banderas… pero no… tienes tus banderas, aquellas a las que no puedes dejar de ser fiel…

Como siempre, es un placer leerte.

Un gran abrazo.

Yllari Chaska dijo...

Gracias por tus palabras. Es cierto, las repeticiones pueden aturdir cuando uno no llega a entender como la falta de consciencia y amor a la vida llena los rincones de la ciudad. Aún así, al sacar de mí la desazón, es más facil volver al camino de la esperanza.