miércoles, abril 29, 2009

aliados

cada uno en su ruta gira el cielo
comparte flores
puentes
y este espacio se hace vértigo feliz
de tanto insomnio

sobre la marcha
trenzamos las miradas
el polvo de los pies es carnet de bienvenida

sobre mi alma
da lo mismo que me rocen las heridas
si se gesta en los rincones
la más diáfana verdad

1 comentario:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

En el roce de las heridas existe todo un largo aprendizaje, Yllari.

Un beso
MArian